LA ASESORÍA JURÍDICA DE CGT TUMBA LA SANCIÓN IMPUESTA POR LA TGSS A NUESTRO COMPAÑERO PATRICIO POR FALTA DE RENDIMIENTO

El Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo núm. 9 de Madrid ha tumbado la sanción que había impuesto injustamente la TGSS por falta de rendimiento a nuestro compañero Patricio (trabajador de TGSS destinado en el CAISS de Morón de la Frontera, Sevilla).

La sentencia confirma la falta de fundamento de la sanción y el “montaje” del que ha sido objeto nuestro compañero al que se acusaba de falta de rendimiento. La jueza fundamenta: “para acreditar el bajo rendimiento en su trabajo, debería haberse comparado el mismo con compañeros de su mismo nivel, mismo puesto de trabajo y mismas tareas realizadas… teniendo en cuenta los periodos de ausencia justificados al trabajo, por el motivo que sea”. También hace referencia a lo sesgado del procedimiento de la TGSS al no tener en cuenta que un gestor-informador pasa gran parte del tiempo atendiendo público, ni tampoco que se le asignaban tareas (llamadas con listado y otras) que no dejan huella en una auditoría.

La sentencia mantiene la sanción por desobediencia por no querer entrar en una reunión planteada para tratar toda su problemática laboral a la que el secretario provincial impidió la entrada a su representante sindical. Dicha reunión estaba precedida de una notificación del secretario provincial de descuento en nómina por incumplimiento de horario. La jueza entiende que la obediencia debida a un superior jerárquico está por encima de todo. Desgraciadamente no cabe recurso.

¿Y ahora qué?

Han pasado tres años desde que nuestro compañero Patricio inició este calvario, que aún padece ya que continúa de baja laboral y sujeto a tratamiento por estrés laboral. La TGSS se cierra en banda a la posibilidad de una comisión de servicio temporal a otro organismo de su misma localidad, lo que facilitaría a Patricio su reincorporación y recuperación.

A Patricio le quitaron la llave de CAISS de Morón cuando a resultas de un concurso de traslado cambió de organismo (del INSS a TGSS); desde aquel momento toda su actividad laboral se vio alterada por la imposibilidad de acceder a su puesto de trabajo y cumplir el horario en las condiciones establecidas en la Instrucción de Jornadas y Horarios.

La Dirección Provincial de la TGSS estaba al tanto de lo que ocurría en la oficina, a través de los correos que Patricio diariamente le enviaba al secretario provincial informando como tenía que esperar junto al personal del centro de salud contiguo desde las 8 de la mañana hasta que alguien del INSS le abriera la puerta. También comunicaba diariamente la hora a la que lo obligaban a irse.

Las notificaciones de incumplimiento horario le llegaron coincidiendo con el periodo en el que el otro compañero de TGSS que trabaja en este CAISS estaba de vacaciones (tanto en septiembre de 2016 como en septiembre de 2017). A este compañero sí se le facilitaba la entrada por el director del CAISS para que completara el cómputo horario y a ese compañero se adaptaba Patricio para cumplir con el suyo. Ante esta situación se solicitó la mediación a la anterior directora provincial.

Pero la mediación que planteó la dirección provincial no era lo que esperaba Patricio: En vez de coordinar con el INSS el acceso al centro de trabajo de nuestro compañero, posibilitando el cumplimiento horario, se inicia un expediente disciplinario por bajo rendimiento (sanción que ahora es tumbada por el juzgado).

¿Qué va hacer ahora la TGSS en relación con la reincorporación del compañero a su puesto de trabajo?

¿Van a buscar una solución para que pueda acceder libremente a su puesto (una llave, una puerta con clave de acceso…) o van a seguir mirando hacia otro lado en relación a la situación de acceso del personal a la oficina del CAISS de Morón de la Frontera, como han hecho hasta ahora?

En relación con la denuncia por acoso laboral interpuesta contra el secretario provincial, ¿a qué espera la Dirección General para tomar una decisión?

Desde el mes de mayo de 2018 en que se interpuso y tras requerimientos varios e intento de archivo del caso, el pasado 15 de enero, el jefe de la Inspección de Servicio de la TGSS se personó en la DP TGSS de Sevilla para efectuar las diligencias previas a la determinación de si hay o no indicios de acoso. Hoy 7 de febrero seguimos sin noticias… ¿esta es la “mayor brevedad posible” que se indica en el Protocolo de Acoso?

Mientras tanto nuestro compañero sigue en situación de baja laboral, desde mayo de 2018, en proceso de recuperación. Desde CGT exigimos una solución definitiva para que Patricio pueda acceder a su puesto de trabajo en el horario reglamentario fijado por la Resolución de Jornada y Horarios.

Desde la Sección Provincial de la AGE de Sevilla seguimos en lucha junto a Patricio y hemos pedido inmediatamente a nuestra organización que asuma los diez días de sanción impuesta a Patricio por desobedecer al secretario provincial.

SI NOS TOCAN A UN@, NOS TOCAN A TOD@S

324total visits,3visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.