La gran crisis de las pensiones privadas

(Article de Pere Rusiñol, publicat a Alternativas Económicas, secció d’economia d’Eldiario.es.)

Los bajos tipos de interés hunden la rentabilidad de los fondos y ponen en entredicho los sistemas de capitalización

Los planes privados están expuestos a los vaivenes de los mercados: los ahorros de toda una vida pueden esfumarse por una mala inversión

En España, la rentabilidad ha pasado del 8% de 2014 al 2% de 2015, la sexta peor caída entre los 35 países de la OCDE

Los lobistas de las pensiones privadas llevan toda una vida augurando la inminente crisis del modelo público. Y ahora que la hucha de las pensiones está bajo mínimos, resulta que lo que amenaza de verdad con estallar son los sistemas privados. Y en todo el mundo.

El modelo público español es de reparto: los trabajadores de hoy pagan las pensiones de los jubilados de hoy. La mayoría de sistemas privados, en cambio, tienen un modelo de capitalización: cada trabajador va poniendo dinero en una hucha propia, que será su futura pensión.

Hace años que los economistas críticos advierten de que los peligros que acechan a los modelos públicos por el envejecimiento de las sociedades afectan igual a los modelos de capitalización, que tienen compromisos de pago inasumibles. El mayor fondo estadounidense —el de los funcionarios de California, Calpers— es un buen ejemplo. Según The Wall Street Journal, el fondo tiene hoy un gran agujero: sólo cuenta con activos para abordar el 68% de los compromisos adquiridos. Y la situación empeorará pronto, puesto que ahora gasta en las pensiones el 20% de lo que ingresa, pero el envejecimiento de sus clientes le obligará a duplicar los pagos en apenas cinco años.

Símbolos en la picota

El primer fondo europeo — el holandés ABP— está en una situación parecida: su agujero es del 10% y va empeorando con rapidez, puesto que hoy sólo el 40% de sus clientes aportan ingresos y el resto cobra pensión. Hace una década que sus pensiones están congeladas y el debate es ya reducirlas. 

En Chile —el gran símbolo del modelo privado, impuesto por Augusto Pinochet— la situación es tan mala que el pasado verano hubo  manifestaciones masivas exigiendo cambios. La pensión media apenas supone el 34% del último salario percibido.

Además del envejecimiento, los modelos privados tienen otros dos problemas adicionales: las elevadas comisiones que cobran los gestores bancarios de los planes y que están completamente expuestos a los vaivenes de los mercados financieros: los ahorros de toda una vida pueden esfumarse ante una mala inversión.

La situación provocada por los bajos tipos de interés ha añadido nubarrones: ahora es mucho más difícil conseguir rentabilidades que permitan afrontar el pago de cada vez más pensiones. Las cifras que aporta el  último informe de la OCDE sobre el mercado de pensiones, de julio pasado con datos de 2015, son impresionantes: la rentabilidad neta (tras descontar la inflación) a diez años de los fondos de pensiones se ha desplomado en un santiamén y en todos los países: en Dinamarca ha pasado del 16,6% de 2014 al 0,8% en 2015; en Holanda, del 15,1% al 0,6%, y en varios países los últimos datos agregados son incluso negativos: en Polonia (-6,1%), Turquía (-5,9%) y hasta EE UU (-1,1%).

En España, la rentabilidad ha pasado del 8% al 2%, la sexta peor caída entre los 35 países de la OCDE. Pero según sucesivos estudios de Pablo Fernández, el profesor del IESE que más ha analizado los fondos españoles, las comisiones aquí suelen rondar precisamente el 2%, con lo que se comerían esta exigua rentabilidad. El profesor divulga cada año un informe y el último, con datos de 2015, fue tan deprimente como de costumbre: entre los 322 fondos con más de 15 años de historia, apenas dos lograron una rentabilidad superior a la evolución del Ibex 35, y sólo uno superó la de los bonos del Estado, mientras que hasta 47 tuvieron una rentabilidad promedio negativa.

Las pensiones privadas un fracaso anunciado.

(Article d’Edmundo Fayanas Escuer, publicat originalment –enllaç– a NuevaTribuna. El reproduïm pel seu interès, respectant la seva llicència Creative Commons de distribució)

El 25 de julio se produjeron grandes manifestaciones en todo Chile en las que participaron más de 750.000 personas clamando contra las pensiones privadas existentes en el país. Para el subsecretario de Hacienda del actual gobierno de Chile “Este tema quizá es más importante que la educación”.

Como era de prever, ningún medio de comunicación español se ha hecho eco del problema de los pensionistas chilenos y menos cuando cuestionan las pensiones privadas.

La privatización del sistema de pensiones se remonta a la dictadura de Pinochet, cuando el ministro neoliberal José Piñera ministro de Trabajo, prometía a todos los trabajadores que se jubilarían con la mayoría de su sueldo intacto. La realidad ha sido que la mitad de los trabajadores que optaron por el sistema privado se van a jubilar con una pensión inferior al 21% de su salario como trabajadores.

El trabajador chileno tiene que optar por continuar en el sistema público o irse a uno privado. Veamos cual es el resultado de ambas elecciones. Hablamos de dos técnicos de laboratorio, que cobran 730 dólares mensuales y se retiran con la misma edad y años de cotización. Uno se apunta al sistema público y el otro al privado.

En ese momento, el que eligió el sistema privado le queda una pensión de 240 dólares mensuales y la duración de su pensión es de veinte años. Si ese trabajador vive más de veinte años desde que se jubila, se queda sin nada. El que eligió el sistema público de pensiones le queda una pensión de 540 dólares para toda la vida. Continua la lectura de Las pensiones privadas un fracaso anunciado.

[OEP] Escala de Técnicos Especializados de los Organismos Públicos de Investigación

Escala de Técnicos Especializados de los Organismos Públicos de Investigación

Orden ECC/526/2016, de 1 de abril, por la que se convoca proceso selectivo para acceso, por el sistema de promoción interna, en la Escala de Técnicos Especializados de los Organismos Públicos de Investigación.

La TGSS adjudica un contrato de mantenimiento de edificios a una empresa con pocas garantías

La empresa adjudicataria, Velasco Grupo Empresarial S.L, salió de la noche a la mañana de concurso de acreedores. Su apoderado era alto cargo de la EMVS (Ayuntamiento de Madrid) en la etapa del PP y su gestión se caracterizó por el abandono y el expolio del parque de vivienda pública.

image006Mientras siguen las investigaciones judiciales sobre la gestión de inmuebles públicos por parte del anterior gobierno de Madrid (PP), entre ellas demandas por más de 20 millones € por falta de mantenimiento de las viviendas sociales, la TGSS adjudica un contrato de mantenimiento de edificios de su propiedad en Madrid a una empresa que, al parecer de la noche a la mañana, salió de un concurso de acreedores y cuyo Apoderado era alto cargo de la EMVS (Empresa Municipal de Vivienda y Suelo), cuando sucedieron estas “cosillas”:

 

 

https://contrataciondelestado.es/wps/wcm/connect/3be0846a-6354-4718-b295-24e503c70d2e/DOC_CD2015-151702.pdf?MOD=AJPERES

Constituye el objeto de este contrato la prestación de los servicios de reparación de los inmuebles propiedad de la Tesorería General de la Seguridad Social, sitos en Madrid, no destinados a servicios administrativos o asistenciales de la Seguridad Social sino a arrendamientos. Asimismo, se incluirán la reparación y adecuación de aquellos inmuebles que finalizando su arrendamiento, su uso administrativo o asistencial se prevea su explotación

QUINTA.- Presupuesto del contrato

5.1 El presupuesto base de licitación de este contrato, que constituye el importe máximo a efectos de licitación, es de QUINIENTOS MIL EUROS(500.000,00) euros, IVA excluido, con el siguiente desglose y distribución, considerando el calendario de reconocimiento de la obligación, y cuota correspondiente al Impuesto sobre el Valor Añadido o tributo que lo sustituya:

 Año Importe

(IVA excluido)

Importe IVA

(al tipo 21.%)

Total

(IVA incluido)

2016 250.000,00€ 52.500,00€ 302.500,00€
2017 250.000,00€ 52.500,00€ 302.500,00€
TOTAL 500.000,00€ 105.000,00€ 605.000,00€

VELASCO GRUPO EMPRESARIAL,S.L.

VELASCO GRUPO EMPRESARIAL SL –   Nº Acto: 000356006 – Fecha Acto: 31/08/2015

Nombramientos. Apoderado: OSLE URANGA FERMIN

La EMVS acumula 20 millones de euros en demandas durante la gestión del PP

http://cadenaser.com/emisora/2016/03/14/radio_madrid/1457984514_606041.html

http://www.publico.es/politica/expolia-pp-madrid-parque-viviendas.html

http://www.elboletin.com/nacional/74875/viviendas-sociales-querella-ana-botella.html

http://www.infocif.es/empresa/velasco-grupo-empresarial-sl

 http://www.elplural.com/2016/02/18/375525/

Dimite el director general de Vivienda de Fomento tras ser imputado por la venta de pisos del IVIMA

2/02/2016 – 11:02 Actualizado: 11:10 – 2/02/16

El director general de Arquitectura y Vivienda del Ministerio de Fomento, Juan Van-Halen, ha presentado su renuncia al cargo, tras haber sido citado a declarar como investigado por la venta de viviendas de protección a fondos de inversión cuando dirigía el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima).

En una entrevista en RNE; la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, ha informado de que Van-Halen le ha presentado su renuncia, después de transmitirle que actuó conforme a la ley “porque lo que hacía era cumplir con las indicaciones que le habían señalado”.

La ministra ha añadido que Van-Halen le ha pedido que acepte su renuncia porque quiere comparecer en el caso como “ciudadano”, ya que los hechos no tienen nada que ver con su actual responsabilidad.

Malversación de fondos públicos y prevaricación

Un juzgado de Madrid ha citado a declarar en calidad de “investigado” al ex director general del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) Juan Van-Halen Rodríguez por la venta de 2.935 viviendas de este extinto organismo autonómico al fondo de inversión Azora-Goldman Sachs.

La declaración de Van-Halen está fijada para el 23 de febrero, según la providencia del Juzgado de Instrucción número 48, que investiga la querella por presunta malversación de fondos públicos y prevaricación en la venta de 32 promociones de viviendas sociales madrileñas.

En su escrito, del 26 de enero, el juez ordena solicitar al Registro Mercantil que aporte al juzgado “la hoja registral íntegra de Colón Viviendas S.I.I. S.A”

Para tod@s, todo. Para nosotr@s, nada.
/NoHayDerechoCGTCAT @CGTCAT

El 61% de los funcionarios del Estado supera los 50 años de edad

image003

 

cropped-cropped-image001.png

 

El número de los empleados públicos de más edad se dispara un 27,3% desde 2009 por la congelación de la oferta pública y las externalizaciones.

El ministerio más envejecido es Defensa, seguido de Empleo y la Seguridad Social; en Fomento sólo hay dos funcionarios por debajo de los 30 años.

Las jubilaciones anticipadas de funcionarios se cuadriplican desde 2010.

Artículo de Begoña P. Ramírez publicado en http://www.infolibre.es/noticias/economia/2016/01/28/el_los_funcionarios_del_estado_supera_los_anos_43923_1011.html

La plantilla de la Administración General del Estado se ha reducido en un 12,6% desde 2009. Entre funcionarios y personal laboral, los ministerios, la Seguridad Social y la Agencia Tributaria suman 195.032 personas, según el último Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, publicado el pasado mes de julio. Pero el recorte de los presupuestos públicos ha tenido otros efectos colaterales. La congelación de la oferta de empleo público no sólo ha encogido las plantillas sino que también las ha envejecido. De tal forma que el 61,3% de los funcionarios del Estado tiene más de 50 años, cuando en 2009 no eran más del 42%. Es decir, el número de empleados de más edad se ha disparado un 27,3% en seis años.

Esa media se supera ampliamente en el caso del Ministerio de Defensa, donde el 76,8% de sus empleados supera los 50 años. Le sigue el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social, con el 68,8% de su plantilla por encima de esa edad. Es más, en el Ministerio de Fomento sólo dos trabajadores tienen menos de 30 años. En Industria, 12. De media, en la Administración General del Estado únicamente el 0,6% del personal –1.325 funcionarios– está por debajo de esa edad. Hace seis años, ascendía al 2,8% –6.243–.

Según las cifras de UGT, de 2010 a 2014 se han amortizado en la Administración General del Estado un total de 23.587 plazas, lo que ha se ha traducido en un ahorro de 433,8 millones de euros. La congelación de la oferta de empleo público, el aumento de las externalizaciones –subcontratar con empresas privadas numerosos servicios: UGT asegura que en cuatro años han pasado de 5.000 a 12.000– y una tasa de reposición que se quedó en cero en 2012, luego subió al 10% y en 2016 se quedará en el 50%, han mermado las plantillas y multiplicado las canas. Así, sólo en la Seguridad Social, para 2024 se habrá jubilado el 41,3%de sus empleados actuales, calcula CCOO. UGT ya ha reclamado al Gobierno un plan de ordenación de recursos humanos que rejuvenezca las plantillas públicas.

“Eso no hay empresa que lo soporte”, resume Carlos Álvarez Andújar, secretario de la Federación de Servicios Públicos de UGT en la Administración General del Estado. Curiosamente, el personal laboral está más envejecido que los funcionarios de carrera: el 66% de los primeros sobrepasa los 50 años, por un 61% de los segundos. Álvarez Andújar recuerda que en los años de la crisis el personal laboral ha tenido tasas de reposición aún menores que las de los funcionarios.

No son servicios esenciales

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), cuenta con un total de 11.498 trabajadores, según cifras del propio departamento a 30 de septiembre de 2015. Desde 2011 ha perdido 1.404 empleados. La edad media de los que queda es de 53 años. Pese a que ha multiplicado su actividad durante la crisis –recaudación, atención al público–, la Seguridad Social no es considerada por el Gobierno un “servicio esencial”–sí lo son las fuerzas de seguridad, la sanidad, la educación, la Agencia Tributaria– a los que permite disfrutar de una tasa de reposición –el porcentaje de bajas que se cubren– que en 2015 fue del 50% y este año alcanzará el 100%.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) no ha ascendido a la categoría de servicio esencial hasta este ejercicio, aunque su carga de trabajo se triplicó por culpa de las cifras récord de paro. Otro tanto le ha ocurrido al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que paga las indemnizaciones y salarios adeudados por las empresas en quiebra. O con el Imserso. En el caso del Fogasa, por ejemplo, se trasladó la gestión de los expedientes a una empresa externa, Tragsatec, y el pasado abril incluso se ofrecieron bonus a los empleados que trabajaran por las tardes. En los peores momentos de atasco, la lista de espera en el Fogasa llegó a superar el año.

Oficinas sin funcionarios

Raúl Olmos, responsable de Acción Sindical de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, explica que el Gobierno ha impedido el aumento de plantillas en la Seguridad Social excluyéndola del macroconcurso de traslados de la Administración. También la renovación tecnológica de muchos servicios y procesos ha hecho desaparecer puestos de trabajo. “Desde que pedir la vida laboral o el histórico de cotizaciones sólo se puede hacer por internet o por teléfono, ha surgido una red de gestorías alrededor de las oficinas del INSS [los llamados CAISS] que hacen las gestiones que antes correspondían a los funcionarios”, explica Raúl Olmos.

Esas oficinas se están quedando casi vacías y muy avejentadas. En Salamanca, por ejemplo, en un edificio pensado para albergar a 400 funcionarios, sólo trabajan ahora 200. De ellos, 163 tiene más de 50 años. Sólo hay ocho personas por debajo de los 40. En el único CAISS de Coslada (Madrid), un municipio de 88.847 habitantes, trabajan “cuatro o cinco gestores, cuando antes de la crisis había más de 10”, asegura Tomás Chaparro, representante de CGT, el sindicato mayoritario en la junta de personal del Ministerio de Empleo. Lo mismo ocurre en la sede de la Dirección Provincial del INSS en Madrid, añade, donde la docena larga de funcionarios de los tiempos precrisis se ha reducido a cinco. En esa cifra se han quedado también las oficinas de Torrejón o Getafe.

Es más, según los datos de CCOO, que se refieren a 2014, la Seguridad Social tiene 140 funcionarios y 12 laborales que superan incluso la edad de jubilación ordinaria, los 65 años. Diecinueve de ellos tienen 69 años. La mayoría de estos superseniors, 91, pertenecen al grupo A1, la máxima categoría profesional.

Agentes forestales de 52 años

Los agentes forestales dependen en su mayor parte de las comunidades autónomas –excepto los que cuidan los parques nacionales o las cuencas hidrográficas–. Llevan 12 años sin oferta de nuevas plazas. Son poco más de 5.000 en toda España, cuando deberían superar los 7.000, avanza Rubén F. Paz, responsable del sindicato profesional de Agentes Medioambientales de UGT. Pese a que su tarea es tanto de vigilancia como de emergencia, tampoco son considerados un servicio esencial. “Sólo se acuerdan de nosotros cuando hay incendios”, se lamenta. Por culpa de la escasez de plantilla, no pueden hacer servicios nocturnos y cada vez deben controlar un mayor número de hectáreas.

La edad media de los agentes forestales madrileños, por ejemplo, alcanza los 52 años. Su actividad requiere un esfuerzo físico considerable, pero carecen de acceso a la segunda actividad cuando llegan a una determinada edad, ni pueden jubilarse anticipadamente. “Si pudiéramos”, advierte Rubén F. Paz, “se quedarían sin agentes”. En lugar de jubilarse, los agentes forestales terminan abandonando por enfermedad laboral.

Se cuadriplican las jubilaciones anticipadas

UGT calcula que de 2010 a 2013 se han jubilado de forma anticipada en la Administración General del Estado 39.660 funcionarios. En esos cuatro años, se ha cuadriplicado el número de jubilaciones antes de la edad ordinaria: de 4.253 en 2010 a 15.788 en 2013. Los sindicatos lo atribuyen al “desencanto y frustración” de los empleados públicos por culpa de la congelación salarial y la incertidumbre respecto al régimen de clases pasivas, en extinción desde 2012. Los aproximadamente 900.000 funcionarios de ese régimen –docentes no universitarios, fuerzas armadas y de seguridad, empleados de los ministerios– pueden jubilarse a los 60 años, y muchos lo están aprovechando. Además, de 2013 a 2015 se han jubilado de forma anticipada más funcionarios de la Seguridad Social, que no pertenecen a las clases pasivas, –511– que a la edad legal –308–.

El número de los empleados públicos de más edad se dispara un 27,3% desde 2009 por la congelación de la oferta pública y las externalizaciones.

El ministerio más envejecido es Defensa, seguido de Empleo y la Seguridad Social; en Fomento sólo hay dos funcionarios por debajo de los 30 años.

Las jubilaciones anticipadas de funcionarios se cuadriplican desde 2010.

Artículo de Begoña P. Ramírez publicado en http://www.infolibre.es/noticias/economia/2016/01/28/el_los_funcionarios_del_estado_supera_los_anos_43923_1011.html

La plantilla de la Administración General del Estado se ha reducido en un 12,6% desde 2009. Entre funcionarios y personal laboral, los ministerios, la Seguridad Social y la Agencia Tributaria suman 195.032 personas, según el último Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, publicado el pasado mes de julio. Pero el recorte de los presupuestos públicos ha tenido otros efectos colaterales. La congelación de la oferta de empleo público no sólo ha encogido las plantillas sino que también las ha envejecido. De tal forma que el 61,3% de los funcionarios del Estado tiene más de 50 años, cuando en 2009 no eran más del 42%. Es decir, el número de empleados de más edad se ha disparado un 27,3% en seis años.

Esa media se supera ampliamente en el caso del Ministerio de Defensa, donde el 76,8% de sus empleados supera los 50 años. Le sigue el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social, con el 68,8% de su plantilla por encima de esa edad. Es más, en el Ministerio de Fomento sólo dos trabajadores tienen menos de 30 años. En Industria, 12. De media, en la Administración General del Estado únicamente el 0,6% del personal –1.325 funcionarios– está por debajo de esa edad. Hace seis años, ascendía al 2,8% –6.243–.

Según las cifras de UGT, de 2010 a 2014 se han amortizado en la Administración General del Estado un total de 23.587 plazas, lo que ha se ha traducido en un ahorro de 433,8 millones de euros. La congelación de la oferta de empleo público, el aumento de las externalizaciones –subcontratar con empresas privadas numerosos servicios: UGT asegura que en cuatro años han pasado de 5.000 a 12.000– y una tasa de reposición que se quedó en cero en 2012, luego subió al 10% y en 2016 se quedará en el 50%, han mermado las plantillas y multiplicado las canas. Así, sólo en la Seguridad Social, para 2024 se habrá jubilado el 41,3%de sus empleados actuales, calcula CCOO. UGT ya ha reclamado al Gobierno un plan de ordenación de recursos humanos que rejuvenezca las plantillas públicas.

“Eso no hay empresa que lo soporte”, resume Carlos Álvarez Andújar, secretario de la Federación de Servicios Públicos de UGT en la Administración General del Estado. Curiosamente, el personal laboral está más envejecido que los funcionarios de carrera: el 66% de los primeros sobrepasa los 50 años, por un 61% de los segundos. Álvarez Andújar recuerda que en los años de la crisis el personal laboral ha tenido tasas de reposición aún menores que las de los funcionarios.

No son servicios esenciales

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), cuenta con un total de 11.498 trabajadores, según cifras del propio departamento a 30 de septiembre de 2015. Desde 2011 ha perdido 1.404 empleados. La edad media de los que queda es de 53 años. Pese a que ha multiplicado su actividad durante la crisis –recaudación, atención al público–, la Seguridad Social no es considerada por el Gobierno un “servicio esencial”–sí lo son las fuerzas de seguridad, la sanidad, la educación, la Agencia Tributaria– a los que permite disfrutar de una tasa de reposición –el porcentaje de bajas que se cubren– que en 2015 fue del 50% y este año alcanzará el 100%.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) no ha ascendido a la categoría de servicio esencial hasta este ejercicio, aunque su carga de trabajo se triplicó por culpa de las cifras récord de paro. Otro tanto le ha ocurrido al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), que paga las indemnizaciones y salarios adeudados por las empresas en quiebra. O con el Imserso. En el caso del Fogasa, por ejemplo, se trasladó la gestión de los expedientes a una empresa externa, Tragsatec, y el pasado abril incluso se ofrecieron bonus a los empleados que trabajaran por las tardes. En los peores momentos de atasco, la lista de espera en el Fogasa llegó a superar el año.

Oficinas sin funcionarios

Raúl Olmos, responsable de Acción Sindical de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, explica que el Gobierno ha impedido el aumento de plantillas en la Seguridad Social excluyéndola del macroconcurso de traslados de la Administración. También la renovación tecnológica de muchos servicios y procesos ha hecho desaparecer puestos de trabajo. “Desde que pedir la vida laboral o el histórico de cotizaciones sólo se puede hacer por internet o por teléfono, ha surgido una red de gestorías alrededor de las oficinas del INSS [los llamados CAISS] que hacen las gestiones que antes correspondían a los funcionarios”, explica Raúl Olmos.

Esas oficinas se están quedando casi vacías y muy avejentadas. En Salamanca, por ejemplo, en un edificio pensado para albergar a 400 funcionarios, sólo trabajan ahora 200. De ellos, 163 tiene más de 50 años. Sólo hay ocho personas por debajo de los 40. En el único CAISS de Coslada (Madrid), un municipio de 88.847 habitantes, trabajan “cuatro o cinco gestores, cuando antes de la crisis había más de 10”, asegura Tomás Chaparro, representante de CGT, el sindicato mayoritario en la junta de personal del Ministerio de Empleo. Lo mismo ocurre en la sede de la Dirección Provincial del INSS en Madrid, añade, donde la docena larga de funcionarios de los tiempos precrisis se ha reducido a cinco. En esa cifra se han quedado también las oficinas de Torrejón o Getafe.

Es más, según los datos de CCOO, que se refieren a 2014, la Seguridad Social tiene 140 funcionarios y 12 laborales que superan incluso la edad de jubilación ordinaria, los 65 años. Diecinueve de ellos tienen 69 años. La mayoría de estos superseniors, 91, pertenecen al grupo A1, la máxima categoría profesional.

Agentes forestales de 52 años

Los agentes forestales dependen en su mayor parte de las comunidades autónomas –excepto los que cuidan los parques nacionales o las cuencas hidrográficas–. Llevan 12 años sin oferta de nuevas plazas. Son poco más de 5.000 en toda España, cuando deberían superar los 7.000, avanza Rubén F. Paz, responsable del sindicato profesional de Agentes Medioambientales de UGT. Pese a que su tarea es tanto de vigilancia como de emergencia, tampoco son considerados un servicio esencial. “Sólo se acuerdan de nosotros cuando hay incendios”, se lamenta. Por culpa de la escasez de plantilla, no pueden hacer servicios nocturnos y cada vez deben controlar un mayor número de hectáreas.

La edad media de los agentes forestales madrileños, por ejemplo, alcanza los 52 años. Su actividad requiere un esfuerzo físico considerable, pero carecen de acceso a la segunda actividad cuando llegan a una determinada edad, ni pueden jubilarse anticipadamente. “Si pudiéramos”, advierte Rubén F. Paz, “se quedarían sin agentes”. En lugar de jubilarse, los agentes forestales terminan abandonando por enfermedad laboral.

Se cuadriplican las jubilaciones anticipadas

UGT calcula que de 2010 a 2013 se han jubilado de forma anticipada en la Administración General del Estado 39.660 funcionarios. En esos cuatro años, se ha cuadriplicado el número de jubilaciones antes de la edad ordinaria: de 4.253 en 2010 a 15.788 en 2013. Los sindicatos lo atribuyen al “desencanto y frustración” de los empleados públicos por culpa de la congelación salarial y la incertidumbre respecto al régimen de clases pasivas, en extinción desde 2012. Los aproximadamente 900.000 funcionarios de ese régimen –docentes no universitarios, fuerzas armadas y de seguridad, empleados de los ministerios– pueden jubilarse a los 60 años, y muchos lo están aprovechando. Además, de 2013 a 2015 se han jubilado de forma anticipada más funcionarios de la Seguridad Social, que no pertenecen a las clases pasivas, –511– que a la edad legal –308–.

Si se atiende a las cifras que facilita el Ministerio de Hacienda, el número de pensiones de clases pasivas ha crecido desde 2011 un 18%, mientras que el de las pensiones de jubilación de todo el sistema público lo ha hecho mucho menos, un 7,3%.

Los Presupuestos del Estado para este año prevén una oferta pública de empleo que duplicará la de 2015 –17.500 plazas–. Aun así, no será suficiente para compensar los puestos de trabajo perdidos durante la crisis, se lamenta Carlos Álvarez Andújar. Según los cálculos del sindicato CSI-F, 78 al día desde 2010.

Para tod@s, todo. Para nosotr@s, nada.
/NoHayDerechoCGTCAT @CGTCAT

Novetats en la resolució de modificació de jornada i horaris publicada al BOE de 18 de setembre.

[En castellà més avall]

logo

A la Resolució de Modificació de la Resolució de jornada i horaris [pdf] publicada avui (18 de setembre de 2015) les principals novetats són:

. Tant els dies d’afers particulars com les vacances es podran gaudir fins el 31 de gener. A partir d’ara, no només  el 2015/16.

. Es diu expressament que els dies addicionals de vacances es gaudeixen des del dia següent al compliment de l’antiguitat requerida. Com ja havíem apuntat nosaltres.

. Es segueixen podent gaudir cinc dies solts de vacances, i unir-los als de lliure disposició. Això no és cap novetat però confirma allò que ja teniem.

. I només per aquest any 2015: Els dies addicionals de vacances del 2015 es poden gaudir també de forma independent, d’igual manera que els cinc ja previstos anteriorment. NOMÉS ELS EXTRA D’AQUEST ANY 2015.

. No es modifica l’apartat 9.8 de la Resolució de Jornada i horaris del 2012, i per tant es continua tenint un dia addicional d’Afers Propis si cap festiu nacional cau en dissabte, com passa aquest any.
Ni tampoc que si el 24 i 31 de desembre cauen en dissabte o festiu es tinguin 2 dies més.

*************************

logo

En la Resolución de modificación de la Resolución de jornada y horarios [pdf] publicada hoy las principales novedades son:

  • Tanto los días de asuntos particulares como las vacaciones se pueden disfrutar hasta el 31 de enero. A partir de ahora, no sólo en el 2015/16.
  • Se dice expresamente que los días adicionales de vacaciones se disfrutan desde el día siguiente al del cumplimiento de la antigüedad requerida. Como ya habíamos apuntado nosotros.
  • Se siguen pudiendo disfrutar cinco días sueltos de vacaciones, y unirlos a los de libre disposición. Esto no es una novedad pero confirma lo que ya teníamos.
  • Y sólo para este año 2015: Los días adicionales de vacaciones del 2015 se pueden disfrutar también de forma independiente, igual que los cinco ya previstos anteriormente. SÓLO LOS EXTRA DE ESTE AÑO 2015.
  • No modifica el apartado 9.8 de la Resolución de Jornada y horarios del 2012, por lo que se sigue teniendo un día extra de asuntos propios si algún festivo nacional cae en sábado, como pasa este año. Ni tampoco el que si el 24 y 31 de diciembre caen en sábado o festivo se tengan dos días más.

 

 

Es el momento de recuperar la ilusión

Elecciones Sindicales Ministerio de Empleo y Seguridad Social 2015:


Es el momento de recuperar la ilusión

ellsMaiNo

Han pasado más de cuatro años desde las últimas elecciones sindicales. Durante este tiempo, los empleados públicos de la Administración General del Estado hemos visto desaparecer días de vacaciones y asuntos particulares o la  cobertura del 100% del sueldo desde el primer día de baja; hemos sufrido congelaciones salariales y de la oferta de empleo público; hemos tenido que asumir mayores cargas con peores condiciones de trabajo.

Continua la lectura de Es el momento de recuperar la ilusión